lo perfecto en el hombre : glenn gould

gould chair

La figura de Glenn Gould siempre me ha suscitado muchísima curiosidad, él no era un interprete común, era un ser lleno de excentricidades y manías, amado por muchos y repudiado por otros tantos; un hombre que ha marcado un antes y un después en muchos aspectos de la interpretación pianística.

Lo que no se puede negar es que sus interpretaciones de Bach son la mejores, Gould se obsesiono por la perfección, se obsesiono por la ejecución perfecta y que mejor compositor para obsesionarse que Bach. Estaba tan ofuscado con crear la mejor interpretación que dejo de tocar en conciertos por que decía: “Para que voy a tocar en publico, cuando mis grabaciones son mejores”. Por ello utilizo los últimos avances técnicos de la época y hacia “mil tomas” hasta que obtenía el resultado que era más fiel a la partitura. Unas grabaciones llenas de virtuosismo y de pequeños tarareos; los discos de Gleen Gould están llenos de murmullos, él iba cantando en bajito la obra a la vez que la toca, algo que exaspera a muchos y otros adoran. (ver en el vídeo)

Cuando ves tocar a Gould ves como la música fluye por él, como emerge de sus manos, de sus movimientos; sus manos se alzan como si de un espectáculo dramático se tratase, como si el piano fuera su voz… Su cuerpo, su ojos… todo él forma parte de un “todo musical”. Nuestro protagonista era autista, si señores, el mago que interpreta las virtuosísticas obras de Bach, Shostakovich o Beethoven tenia el Síndrome de Asperger, algo que dificultaba tremendamente su relación con el resto de los mortales y por lo cual podemos afirmar, sin duda, que encontraba en la música su forma de expresarse.

Su legado: Las variaciones Goldberg son su interpretación más conocida, aunque su repertorio es muy amplio, siempre destacan las grabaciones de Johann Sebastian Bach, como el “Clave Bien Temperado” o el “Arte de la Fuga”, que para los poco duchos en música clásica, son las obras que albergan mayor complejidad métrica e interpretativa para cualquier pianista. Gould también nos dejo su silla, la cual le acompañaba allá donde iba, sin ella él no interpretaba; hoy en día la silla se expone en la Biblioteca Nacional de Canadá como el símbolo de este excéntrico, pero mágico Gleen Gould.

+info: wikipedia

+videos: youtube1 youtube2

Published in: on agosto 14, 2006 at 3:58 am  Comments (3)  

The URI to TrackBack this entry is: https://pekinhouse.wordpress.com/2006/08/14/lo-perfecto-en-el-hombre-glenn-gould/trackback/

RSS feed for comments on this post.

3 comentariosDeja un comentario

  1. Genial. J. S Bach es Dios
    y G. Gould es su profeta.

  2. es y sera el mejor pianista e interprete de Bach…a el SI se le perdona todo…aquellas excentricidades..son unicas en el…ahora quieren copiar su manera de tocar…como lang,lang, que la verdad solo destruye la musica…en cambio Glenn habla con los mismos angeles..

  3. Quizá Rosalyn Tureck es más transparente y con una aproximacìón más cercana a la musicalidad de la obra de J. S Bach. Quizá oir a Tureck exige una capacitación más avanzada en el oyente.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: